Estudiantes proyectan crear biocombustible de residuos de agave

Morelia, Michoacán.- En busca de disminuir la cantidad de contaminación que se genera luego de la extracción del jugo del agave cupreata, estudiantes del Instituto Tecnológico de Morelia “José María Morelos y Pavón” realizan proyecto de elaboración de un biocombustible.

Iván Chávez Guízar y Adalberto Torres García, estudiantes de séptimo semestre de ingeniería bioquímica quienes a raíz de conocer datos de que al año se generan 12 toneladas de bagazo por la extracción del jugo del agave, mismo que queda a la intemperie y se vuelve una fuente de contaminación; sugieren la elaboración de pellets, es decir, material densificado para convertirlo en un biocombustible que requiere poca energía para su reutilización sin que contamine al medio ambiente, según lo dado a conocer en un boletín.

Para lograr el objetivo, los alumnos del Tec de Morelia extraen de las fibras o gabazo la miel pegada o jugo dulce que quedó como residuo, se lava y posteriormente se muele; al convertirlo en polvo fino, lo comprimen para convertirlo en pequeños cilindros que no requieren tanto oxígeno para generar energía por el poder calorífico que producen.

Debido a que existen productores que queman el bagazo sin convertirlo en pellets -o pequeños churros fragmentados según las reglas europeas-, durante el proceso se genera mucho humo lo que es una fuente de contaminación por lo que su propuesta resulta menos dañina al medio ambiente a través de un proceso de simplificación de sustancias.

 De acuerdo con la jefa de Programas de Investigación de Ingeniería Bioquímica del ITM, Mariana Álvarez Navarrete, en Europa cuentan con normas para la elaboración de biocombustibles; como en México se carece de dicho reglamento, los estudiantes del Tecnológico de Morelia se guían en la producción de pellets con la normatividad existente.

Los jóvenes están realizando dicho proyecto extrayendo su materia prima en una comunidad del municipio de Villa Madero, ya que en temporada que se produce mezcal, el bagazo no es reutilizado y solo se vuelve una fuente de contaminación.

Este proyecto es sustentable porque se dispone de la biomasa lignocelulosa que es reutilizada porque se convierte en una fuente de energía que puede servir para los mismos productores de mezcal; además, les permitirá evitar la utilización de otros combustibles que generalmente es madera que se extrae debido a la tala de árboles.

Compartir